Tres pilares en toda relación

Si ya has comprendido que la base de tus relaciones a largo plazo es la libertad y que tu felicidad se halla dentro de ti y no en las personas con las que te unen lazos (amigos, pareja, hijos, familia…), te doy tres claves que te ayudarán a mejorar tu convivencia.

1. Confianza. Desde el punto de vista sociológico, tener seguridad en la conducta del otro nos aleja de la incertidumbre. Hará posible que se desvanezcan las dudas que nos corroen, el estado de zozobra interior, el desgaste emocional o la inquietud y preocupación por lo que estará haciendo durante el tiempo que estemos separados. Vale la pena entrenarnos para conseguir certezas, ya que nos proporcionarán paz y equilibrio.

2. Transparencia. Es una propiedad que permite que los demás puedan leer en nuestro interior sin esfuerzo. La sinceridad con nosotros mismos y con quienes nos rodean nos acerca a valores como la lealtad, la franqueza y la honestidad. El respeto por la verdad reforzará la clave anterior. Si eres transparente, no tendrás que justificarte. Y, bajo mi punto de vista, omitir información (dejar de decir o hacer algo deliberadamente) es ocultar y, por tanto, sinónimo de opacidad.

3. Comunicación. Un proceso fascinante que nos permite transmitir no sólo conceptos racionales, sino emociones y sentimientos a través de un código. La evolución y el cambio son inherentes a todos los seres vivos desde siempre. Nos influyen mecanismos externos minuto a minuto. Nos ocurren cosas, probamos comidas nuevas y descubrimos lugares y personas que producen efectos en nosotros. Esto es lo que nos va cincelando por dentro. No somos herméticos ni estáticos. Nos transformamos cada día, pero no nos damos cuenta porque estamos inmersos de forma activa en ese proceso.
Aunque el otro no esté cerca y nos separen el tiempo o los kilómetros, la magia de la comunicación hace posible que evolucionemos en paralelo. Si no nos vamos poniendo al día con las personas a las que amamos, si nos perdemos el rastro, es posible que, al seguir evolucionando, nuestros caminos se bifurquen y no nos reconozcamos cuando nos volvamos a encontrar.

Confía, se transparente y comunícate.