Empezando cuando la conferencia termina, el público dirige el rumbo de este evento en el que la ponente se deja arrastrar por una impro fascinante de hora y cuarto.